Paco Montero @PMonterofutsal

Tras las victorias del primer equipo y juvenil del sábado, quedaba por dilucidar si el filial se sumaba a otro fin de semana pleno de victorias azulonas. Las perspectivas no eran del todo malas ya que se venía de puntuar fuera y el conjunto que visitaba nuestra ciudad era el penúltimo clasificado del que sólo nos separaba un punto.

Con la firme convicción de conseguir la victoria saltó al azul del parqué el equipo de Castedo.
En los minutos de tanteo se da una jugada de auténtica mala suerte cuando Barbu introduce, en su propia meta, un balón que, tras rebotar en su cuerpo, se había “escondido” a su espalda. 0-1 en el 3’.
Autentica mala suerte para los azulones que reaccionan pronto por medio de Carlos que 5 minutos más tarde pone tablas en el marcador.

Con igualdad en el marcador, los de Castedo le ponen ‘raza’ al juego y de nuevo, Carlos, en la mejor jugada del partido, pone por delante a los locales. Desde campo propio, el jugador azulón regatea sobre la línea de banda a su oponente y se va directo hacia la meta contraria salvando a cuantos contrarios salen a su encuentro. 2-1 en el 8’.
El equipo azulón pasa por sus mejores momentos y tanto Juan Cózar como Cheli tienen la oportunidad de ampliar la distancia en el marcador, pero es el 7 de los madrileños el que, de tiro raso, empata el partido.2-2 en el 13’. Vuelta a empezar para los locales.

El partido se convierte en un ‘intercambio de golpes’ en ambas porterías. Pasado el cuarto de hora, David Naranjo roba un balón en mitad de la cancha, avanza, y la entrega para que Cheli vuelva a romper la igualdad en el marcador, 3-2. Con ese marcador se llega al final de la primera parte.
En la reanudación, el partido siguió la misma tónica de los equipos volcados en ataque. Pasados los primeros 5 minutos, Carlos estrella un balón en el palo y dos minutos después los Simanquinos consiguen la igualada, 3-3 en el 28’.

Nadie ponía pausa al juego kamikaze de ambos conjuntos y se intuía que el partido se lo llevaría el que estuviera más acertado de cara a la portería contraria, toda vez que los equipos parecían haber renunciado a defender un resultado que les beneficiara. La asignatura pendiente de los dos equipos, sin duda es la defensa por lo que la lluvia de goles seguía su curso. Cumplida la media hora de juego, Ángel adelantaba a los de Castedo, 4-3.
Poco dura la alegría a los de casa cuando un minuto después del tanto de Ángel, el FS. Simancas vuelve, por enésima vez, a igualar el partido, 4-4.

A cinco minutos para el final es cuando se decide el partido, el FS. Simancas, se aprovecha de cierto bajón de los de casa y en 2 minutos, los simanquinos sentencian el partido. En el 35’ hacen el 4-5 y en el 37’ el 4-6. Los de Castedo lo intentaron con portero-jugador pero el marcador ya no se movería.
El filial lo intentó, pero los fatídicos cinco últimos minutos sentenciaron el partido a favor de los visitantes.